Tus uniformes médicos podrían estar dificultando los largos turnos de trabajo

Tus uniformes médicos podrían estar dificultando los largos turnos de trabajo

Publicado por Dr Carolina Hernandez, MD, MSc, MBA en

En la práctica médica, una de las situaciones más comunes es pasar por jornadas largas, que en ocasiones pueden durar hasta 36 horas. De hecho, un estudio realizado en España reveló que el 80% de los médicos internistas sobrepasan el máximo de horas permitidas en la jornada laboral en Europa. 

Los profesionales de la salud se preparan para esta ardua tarea alimentándose lo mejor posible, descansando ampliamente el día anterior y, en ocasiones, asegurándose de portar los zapatos más cómodos que tengan en su armario. Pero, ¿alguna vez se han detenido a escoger el vestuario médico más cómodo, que les permita moverse libremente y los haga sentirse seguros de sí mismos?

Las opciones disponibles de indumentaria son limitadas para el personal entre lo que los hospitales dotan y lo que se consigue en tiendas de ropa médica. Además, en muchos casos los mismos profesionales no reconocen que los uniformes de enfermería y los uniformes médicos que portan diariamente pueden incrementar el cansancio y el estrés, y hasta generar sentimientos de inseguridad.

Por lo tanto, exploremos los efectos que el vestuario médico inapropiado puede tener en los profesionales del sector de la salud durante largas jornadas.

Dermatitis y cansancio a causa de textiles

El propósito del material de la indumentaria médica es proteger al personal y garantizar que puedan llevar a cabo sus labores diarias exitosamente. Dicho esto, muchas de las prendas encontradas en el estándar de tienda de uniformes médicos utilizan materiales que pueden afectar negativamente la salud del personal, ya sea por su tinte, químicos o falta de porosidad.

La dermatitis por contacto con textiles, aunque generalmente pensada como una condición prevalente en bebés y niños, también se puede manifestar en adultos.

En pieles sensibles, las telas teñidas con fuertes químicos pueden desencadenar esta condición, o telas sintéticas como el nylon, rayón y poliéster. El contacto prolongado con la piel también puede causar dermatitis leve en quienes no sufren de eccema o dermatitis atópica, afectando el desempeño físico de los profesionales en sus días largos.

Adicionalmente, estas telas sintéticas tienen un bajo nivel de porosidad que suele atrapar el calor y generar más sudoración, lo que conlleva a una fácil deshidratación y cansancio en el personal. 

En días largos y ajetreados, es indispensable portar un vestuario médico con telas suaves y aireadas, preferiblemente con tintes que no sean altamente químicos.

Desgaste físico por un fit incorrecto

Las prendas médicas son la primera herramienta requerida por un trabajador de la salud, es la que utilizan por más tiempo al trabajar, y por ende debe acomodarse correctamente a su cuerpo. Así, pueden realizar cómodamente sus actividades diarias. Aunque los uniformes antifluidos protejan efectivamente al personal, en muchas ocasiones su material viscoso dificulta moverse libremente.

Las implicaciones de un vestuario con un mal fit, o tallaje, pueden causar múltiples problemas al trabajar. Tanto ropa muy amplia como muy ajustada limitan el cuerpo de médicos, asistentes y enfermeras, dificultando hacer posiciones que demandan estiramientos o fuerza por largos ratos.

Todo esto se puede evitar con vestuario con tallas personalizadas. Cada cuerpo es distinto y requiere de diferentes medidas, y con el paso del tiempo, marcas que innovan en el sector han surgido para ofrecer estas opciones de personalización de tallaje.

Consecuencias mentales y emocionales por el uso de uniformes y dotaciones inadecuados

Aunque no sea evidente a simple vista, cómo nos sentimos con el vestuario que portamos nos puede afectar mental y emocionalmente—desde atuendos poco favorables a los que no permiten el libre movimiento. Generalmente, las instituciones médicas son quienes dotan a sus trabajadores con uniformes médicos genéricos sin tener en cuenta la importancia física y emocional de estos.

Además, se ha comprobado que los atuendos pueden afectar la autoestima y la confianza propia. El término “cognición atávica” describe en detalle lo que pasa en nuestro cerebro al portar cierto vestuario. 

Por esto mismo, el estilo del vestuario reafirma el estatus, y mucho más en ambientes laborales donde se toman decisiones, se lideran equipos y se respeta el rol de cada colega. Así mismo, este aspecto mental es crucial para alguien que debe transmitir confianza y profesionalismo al conectar con pacientes. 

En días que parecen ser eternos, el vestuario médico mejora o empeora esta experiencia para el personal de la salud. Desde su bienestar físico hasta mental y emocional, es imperativo empezar a pensar en la indumentaria médica como una herramienta que merece especial atención en el ámbito laboral.

Explora el Colorchain way con vestuario médico cómodo, estilizado y hecho a tu medida en nuestro catálogo online.



← Publicación más antigua Publicación más reciente →

Blog

RSS
Explorar lo Inexplorado: El Valor del Pensamiento Irrelevante para la Creatividad y el Bienestar

Explorar lo Inexplorado: El Valor del Pensamiento Irrelevante para la Creatividad y el Bienestar

Por Carla Diaz

En nuestra constante búsqueda de eficiencia, es común ignorar aquellos pensamientos que parecen carecer de aplicación directa o utilidad. ¿Qué sucede si reevaluamos el valor...

Leer más
5 años de Compromiso con el Sector Salud en Colombia

5 años de Compromiso con el Sector Salud en Colombia

Por Carla Diaz

Conscientes de los desafíos económicos y las dificultades estructurales que afectan a nuestro sistema de salud y a nuestro país, hemos ajustado nuestros precios con...

Leer más